¿Cómo elegir juguetes según su valor sentimental?

Aprender de Toy Story

Todos hemos visto alguna situación parecida. Nuestros peques tienen el arcón lleno de juguetes, pero no juegan con ellos. Están aburridos y no les apetece jugar a ninguno. ¿Cómo es posible que teniendo tantos juguetes no juegue con la mayoría de ellos? ¿Por qué ya no les llaman tanto la atención? En cambio, ven un juguete nuevo y atractivo en una tienda y se encaprichan con él. No se desprecia fácilmente un Buzz Lightyear.

Muchos papás no pueden entender este comportamiento, pero si razonamos un poco, es algo que puede resultar más fácil de lo que parece. En este post nos gustaría darte algunas recomendaciones para comprar juguetes sin que te quede la sensación de que luego no le van a servir.

El valor sentimental de los juguetes

Si recuerdas la película de Toy Story, hay algo que Woody no quiere que le pase: que lo sustituyan en el corazón de Andy. Los juguetes desean interpretar un papel de liderazgo, ser el juguete estrella, no quieren tener rivales incómodos que les hagan sentirse desplazados.

Sin embargo, tenemos que entender que los niños cambian con los años, a veces muy rápidamente. Los juguetes de un niño de 1 año no le van a valer igual a uno de 8 años, evidentemente. Pero, a veces, ese cambio es más imperceptible. Los padres tienen que darse cuenta de esto y entender que hay determinados tipos de juguetes para cada edad. También que cada niño tiene su propio proceso de madurez.

Unas veces puede que los niños estén más ilusionados con los dinosaurios y luego puede que les dé por los coches de carrera. A lo mejor un día se aficiona a jugar al patinete y ya no quiere estar en casa jugando con sus muñecos. O puede que empiece a practicar alguna afición, como tocar música, y le acabe dedicando más tiempo a esto que a jugar. Cada niño es un mundo y nosotros tenemos que estar ahí para entenderlo y apoyarlo.

¿Cuánto dura el apego por un juguete?

Algunos papás compran muchos juguetes, pensando que si los niños tienen una inmensa variedad de juegos, se lo pasarán mejor. Pero la realidad es que, aunque aumentes el número de juguetes, no por eso van a captar más su atención. Les dedicarán mucho tiempo a unos y muy poco o nada a otros. Esto es ley de vida, simplemente. Depende del apego, el cariño y el valor que otorgan a cada juguete.

Es importante aprender a comprar juguetes de manera inteligente, tratando de entender lo que realmente le va a hacer falta y en qué momento emocional se encuentra. Por supuesto, tienen que ser juegos que le diviertan. No se trata de comprar juegos educativos sin más, sino investigar y descubrir qué es lo que realmente le viene bien para su edad y sus gustos.

Lo ideal, por tanto, no es tener demasiados juguetes, más de los que le hacen falta. Lo más adecuado es aprender a renovar su armario de juegos cuando veamos que hay algunos que ya no le interesan. Se pueden guardar en un baúl por si algún primito o hermanito pequeño quiere algún día jugar, se pueden regalar a alguna obra solidaria, o guardarlos como recuerdo para las futuras generaciones.

¿Cómo elegir entonces los juguetes?

Lo mejor, como hemos dicho, es tener pocos juguetes, pero bien elegidos, e ir renovándolos a menudo porque los juguetes que le gustan hoy ya no le dirán nada el año que viene, muy probablemente.

Si lo piensas, esto también es algo bueno para tu bolsillo. Distribuye tus compras de juguetes a lo largo del tiempo, en lugar de comprar una gran cantidad de juguetes sin pensar mucho si realmente los va a utilizar. Recuerda lo que hemos dicho: los niños no van a prestar atención a tantas cosas a la vez. Van ser selectivos sí o sí.

Un consejo muy práctico en nuestra tienda online es que entres en la sección de juguetes por edades y mires los juegos que puedes encontrar ahí. Al igual que si le estuvieras preparando una “dieta sana” de juguetes, piensa en esos tipos de juguetes que le ayuden a desarrollar alguna competencia en particular. Luego trae a tu hijo al ordenador, muéstrale la lista y pregúntale cuál juguete de los que está viendo le atrae más.

Los niños eligen juguetes con el corazón y con la vista, pero tú sabes qué es lo que más le conviene. Se puede encontrar así un sano equilibrio para que los niños se desarrollan al mismo tiempo que se divierten, mejorando sus habilidades para el día de mañana. La comunicación es algo que además te va a ahorrar muchos problemas; comprar un juguete con el que luego no van a jugar, pues no beneficia a ninguno.

Nosotros queremos que los peques aprendan, que se diviertan y que además puedan disfrutar al máximo del placer de ser niños. Sé selectivo, elige bien, no gastes mucho de una sola vez, pero sobre todo, nunca, nunca dejes de renovar sus juguetes cuando te estén dando señales de que necesitan otros diferentes.

One response on “¿Cómo elegir juguetes según su valor sentimental?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>