Mi hijo no quiere hacer los deberes, ¿qué hago?

Hacer los deberes

A todos los padres os ha pasado. Tu hijo no quiere hacer los deberes. Llega el chico del colegio y se pone a jugar a la videoconsola. Le dices: «¿Tienes deberes?». Y directamente dice: «No». Con el tiempo, te enteras de que sí que los tenía, que no los está haciendo por vaguería y que no le están yendo bien las notas en clase.

Muchos padres tienen esta preocupación con los niños rebeldes e hiperactivos. Si mi hijo no quiere hacer los deberes, ¿cómo puedo corregirle para que sea más disciplinado? ¿qué hago para que mi hijo o mi hija haga las tareas que le han puesto en el colegio? Conociendo que la educación de los niños es un asunto difícil y en el que no hay fórmulas mágicas, queremos ayudaros con estos puntos.

Primero, asume que tu hijo tiene deberes para hacer…

Los deberes muchas veces no ayudan mucho, cuando simplemente el profesor les han mandado «copiar un texto del libro» solamente para que tengan algo que hacer. Este tipo de trabajos se hace mecánicamente y no requiere mucho esfuerzo intelectual. Sin embargo, con todas las dudas que plantea este método, no hay duda de que supone una disciplina el mero hecho de tener que hacerlo.

Los padres tienen que asumir que, la mayoría de las veces, los niños tienen deberes por hacer. Si no los tienen, tenemos que informarnos de si es cierto de alguna manera. A partir de ahí, adoptaremos algunas medidas para asegurarnos de que hacen los deberes.

  1. Marca las horas de juegos y videoconsolas. Primero la obligación, luego la devoción. Debemos prestar atención a los niños para que no se pongan a jugar antes de haber terminado sus tareas.
  2. Pregúntales de camino al colegio. Los niños se darán cuenta de que no se trata tan sólo de «cumplir», sino de aprender y de asimilar lo que han aprendido. Ser padre es como ser niño otra vez, y aprender lo que ellos están aprendiendo para enseñárselo.
  3. Ayúdales, pero no les hagas los deberes. Puedes colaborar con ellos, invitándoles a pensar, sugiriéndoles ideas. Pero si les haces los deberes, nunca van a aprender. Tienen que aprender a cumplir su obligación.
  4. Llévalos a la biblioteca. Puede que tus hijos no quieren hacer los deberes porque en casa no se concentran, tienen hermanitos pequeños jugando, o hay mucho movimiento de gente. Llévales a un lugar tranquilo, como una biblioteca o sala de estudios.

Y si es verdad que no tienen deberes, buscar métodos de enseñanza divertidos que los niños puedan practicar en su tiempo libre para que no estén todo el día metidos con el ordenador. De esta forma, los niños se volverán más sensibles al aprendizaje, que ya no percibirán como algo obligado, sino divertido. Por ejemplo:

  1. Practica actividad física o apuntarlos a algún deporte.
  2. Apúntalos a un curso de baile o danza, especialmente a las niñas.
  3. Pasar un tiempo con ellos jugando a través de herramientas y juegos educativos sobre temas que les interesen.

Pasa de hacer los deberes a la enseñanza

Hacer los deberesEs bueno que los padres se impliquen mucho en el aprendizaje de sus hijos. Pero no de forma obligada, sino poniendo todo nuestro interés en ellos. Es su futuro lo que está en juego, y si no hacemos nada y lo dejamos todo en manos del colegio, quizás cuando sean más mayores lamentemos no haberles dedicado más tiempo.

Por eso hay un momento en el que hay que pasar de simplemente ‘hacer los deberes’ a la enseñanza. Conseguir que les guste lo que están haciendo, por lo menos algunas de las asignaturas, y tratar de fomentar su pasión por esa materia.

¿Qué más nos sugieres para enseñar a los niños a hacer los deberes? ¿Tienes hijos y no consigues que hagan las tareas? Si necesitas desahogarte o tienes experiencia con niños, cuéntanos tu historia en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>