Cómo hacer que los niños bajen de peso

Niño con ordenadorLa obesidad infantil es un problema que afecta a muchos niños en nuestro país. Muchos padres se preguntan cómo hacer que los niños bajen de peso. El porcentaje se halla en torno al 20%, una cifra muy parecida a la de Estados Unidos. Para hacer frente a este problema, bien sabemos que es necesaria la colaboración de todos: padres, educadores, profesores, medios de comunicación y, por supuesto, todos los que nos dedicamos al mundo del juguete.

Una de las claves para que los niños bajen de peso es que lleven un modo de vida activo, que hagan ejercicio y no estén todo el día sentados frente a una pantalla de televisión. Más ahora en verano, cuando no van a clase de gimnasia, y algunos niños no van a actividades donde tengan que hacer deporte. Si estás preocupado por que tus niños bajen de peso, podemos darte una pequeña ayuda con estos consejos.

Consejos para que los niños bajen de peso

Bien sabemos que un punto importante es la comida, que dependerá la mayoría de las veces de sus papás, pero no es el único aspecto importante. Fíjate en esto, por ejemplo:

Acompáñale para que ande y se mueva. En lugar de coger siempre el autobús, de vez en cuando hay que salir al parque, llevar a los niños al campo o a la montaña. Lo importante es que se muevan y no vayan siempre en un medio de transporte.

Y cuando los niños son pequeños, llega un momento en el que hay que animarles a que anden ellos solos, porque querrán que los lleves en brazos cuando están cansados. Hay que evitar que esto se transforme en un vicio porque andar es muy bueno para sus cuerpos.

Estimúlale con juguetes deportivos. Pelotas de fútbol, petanca, golf, bolos, voleybol, ciclismo… cualquier cosa en la que tenga que mover sus piernas será buena para él. Descubre qué deporte le gusta más y regálale algunos juguetes de deportes para animarle a moverse y salir a la calle. Apuntarle a actividades extraescolares, donde pueda relacionarse con otros compis, también le ayudará a llevar una vida más activa.

Controla las comidas y horas de tele. Los papás deben ser responsables en cuanto a lo que comen sus hijos. No vale que se vayan acostumbrando sólo a comer pasteles y dulces, o que se les concedan todos los caprichos. Así es como se acaba engordando. Pero además de eso, hay que evitar el estilo de vida sedentario. No hay nada de malo en ver la tele o jugar a los videojuegos, o manejar el ordenador o su smartphone; pero no debería convertirse en un vicio que les impida salir de casa y moverse.

¿Qué otras ideas consideras importantes para hacer que los niños bajen de peso? Cuéntanos las tuyas en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>