3 juegos clásicos para estimular el cerebro de los niños

Jugar al ajedrezUna de las cualidades que deben cumplir los juguetes es que permitan estimular el cerebro de los niños. Se trata de inducirles a pensar, plantearse nuevas ideas, buscar soluciones, resolver problemas y ensayar diferentes posibilidades para encontrar la opción correcta. Es un ejercicio que no sólo supone un juego, sino también una manera de ejercitarse para problemas de la vida real que se encontrarán, si no muy pronto, al menos cuando sean mayores.

Para ayudar a los niños a estimular su cerebro y tratar de que resuelvan problemas, te recomiendo que trates de plantearle retos a la altura de su inteligencia mediante juguetes educativos de diferente estilo. Veamos algunos juguetes clásicos de los que también representan un desafío para los mayores y que pueden ayudarle a pensar, independientemente de la edad que tenga.

1. El Ajedrez

El ajedrez no es sólo un juego de mesa, también es un deporte para el cerebro. Los grandes campeones compiten en torneos que duran varias horas para tratar de encontrar un punto débil del rival que les permita dar el jaque mate. Se trata de un juego de estrategia, donde hay que controlar y prever los movimientos futuros del rival, las consecuencias de nuestros movimientos, el valor de cada una de las piezas… Como ves, el ajedrez nos plantea un aprendizaje para la misma vida.

2. El cubo inteligente

Últimamente se han puesto muy de moda y puede decirse abiertamente que es un juego pensado para el empollón de la clase. Consiste en colocar los números en orden cronológico en cada uno de los lados del cubo, dándole vueltas hasta que consigas que esté en todos. Si no se tiene mucha memoria y capacidad de deducción, el juego puede prolongarse durante horas, días e incluso semanas hasta encontrar la combinación correcta.

3. Los puzzles de muchas piezas

Evidentemente, si hablamos de puzzles de pocas piezas, no hay mucho desafío. Pero un puzzle de numerosas piezas (1000, 2000, etc.) puede suponer un verdadero desafío, ya que no es tan fácil reproducir con exactitud la imagen del puzzle. Además, llevará varios días hacerlo y tendrás que colocarlo en una mesa, con lo que se aprende a razonar, y un valor muy importante, que es la paciencia. Muchas veces no se ve el fruto de nuestro trabajo en pocos días.

Jugar a estos juegos clásicos ayudará a los niños a desarrollar su mente y adquirir destrezas que le servirán en el día a día, tanto ahora en la escuela, como en su futuro personal y laboral. ¿Tu hijo tiene mucho talento? ¡Ayúdale a explotarlo con estos juegos y actividades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>