Juguetes útiles para estimular el gateo del bebé

Juguetes para estimular el gateoTodos hemos empezado de la misma manera; caminando a gatas. Aunque pueda parecer un modo inocente de moverse, gatear nos ayuda a acostumbrarnos a mantener el equilibrio. La edad a la que los bebés comienzan a ir a gatas es entre los 7 y los 10 meses, pero a veces puede retrasarse un poco. Luego, más tarde, empiezan a ponerse de pie y menear sus pies agarrados de las manos de papá y mamá.

Si eres un padre o una madre y estás preocupado por que tu hijo deje ya su cunita y empiece a caminar a gatas para ir creciendo, estás en el lugar indicado. Vamos a enseñarte algunos juguetes originales y divertidos para ayudar a tu hijo a gatear.

Cómo fomentar el gateo del bebé

El primer momento en el que los niños empezarán a gatear será cuando sean capaces de estar tumbados sobre la barriga. Luego será cuestión de tiempo que empiecen a levantarla y caminar con las manos y los pies, explorando los objetos que hay a su alrededor y tratando de avanzar. Por tanto, el tipo de juguetes que mejor le conviene son los juguetes de movimiento, como estos que te presentamos aquí.

  • Cochecitos a cuerda: los juguetes que se mueven también estimularán el desarrollo motriz de los bebés. Por ejemplo, los coches a cuerda son muy divertidos para que los niños puedan entretenerse tratando de perseguirlos. Aquí tienes algunos ejemplos de coches para gatear.
  • Muñecos con anillas: son parecidos a los títeres, pero más pequeños. El objetivo de este juego es que la mamá o el papá jueguen al escondite con su bebé. Le pasarán el muñeco a su alrededor, diciendo: «Ay, ahora está aquí», «ahora está allí». De esta forma, estimularemos que el niño se mueva para atrapar el muñeco.
  • Juguetes artesanos improvisados: algunos ejercicios pueden ser muy útiles, como los que nos recomiendan en la Revista Ser padres. El que más me ha gustado es «la carretilla». La madre o el padre tiene que colocar al bebé boca abajo en el suelo y las palmas contra la superficie. Luego lo coge suavemente por la cintura y va bajando hasta los pies. Después le balancea un poco a un lado y a otro, hasta ponerlo en posición de «gato».

Nos aseguraremos siempre de que disponen de suficiente espacio para moverse y de que no hay objetos peligrosos a su alrededor con los que se puedan hacer daño. Al principio, sus movimientos serán muy pequeños, por lo que se recomienda colocar una mantita y jugar con él sin salir de ella. También para que no pase frío, ni se manche (acuérdate de tener el suelo bien limpito).

¿Tienes otras ideas para estimular el gateo del bebé? ¡Cuéntanoslas en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>