Tres tipos de coches de juguete para hacer carreras en casa

Coches de juguete¿Qué niño no ha crecido jugando a los coches? ¿No es apasionante ver cómo el suelo, la estantería o la mesa se convierten en pista de carreras para muchos nenes que se han hecho fans de los coches y de mayores quieren ser como Fernando Alonso?

Los coches de juguete estimulan el placer del niño por la mecánica, la coordinación y la velocidad, ya sea moviendo los cochecitos con sus propias manos, con un mando de control remoto o utilizando sus propios piececitos como locomoción. En este artículo te enseñamos algunos coches de juguete que harán que tu hijo se lo pase en grande.

1. Los clásicos coches de metal

Coches de juguete

Por un lado tenemos los típicos coches pequeños de metal con los que muchos niños han jugado alguna vez. Lo bueno de este tipo de sets es que incluyen decenas de coches y se puede hacer una carrera interesante y competitiva. El modo de jugar es muy sencillo.

Si tenemos un pasillo grande o un jardín con suelo estable donde podamos hacer un recorrido de carreras, lo tomaremos durante unas horas para crear nuestro circuito de coches. Guiándonos por la línea de las baldosas, los coches que lancemos deberán seguir el recorrido sin salirse de la línea. El que se salga, o bien queda eliminado, o vuelve atrás y espera a que tiren los demás.

2. Coches con parking

Coches de jugueteSi no queremos que nuestros hijos pasen demasiado tiempo por el suelo, una opción para jugar a los coches sentados es con un buen parking de madera. Es verdad que tendrán menos opciones de movimiento, pero el parking tiene varios pisos y los niños podrán divertirse moviendo los coches de un lado a otro sin demasiados sobresaltos, controlando que no se caigan.

Los coches son más pequeños que los de metal y menos complejos. Está pensado para niños más pequeños y

3. Jugar a los coches teledirigidos

Cochecito teledirigido

El preferido de muchos niños amantes de la mecánica y la tecnología. Podrán controlar un coche teledirigido por control remoto con un pequeño mando y circular por todos los rincones de la casa sin tener que tirarse al suelo. De esta forma, los niños aprenden desde muy pequeños a controlar la velocidad, medir las distancias y coordinadarse.

También es divertido disponer de dos coches teledirigidos de distinto modelo para poder hacer carreras entre ambos y todo resulte más diver y entretenido y así puedan jugar dos niños o con su papá o su mamá.

Puedes encontrar otros muchos tipos de coches de juguete en la tienda online de Stoksdidactic. ¿Cuál es el preferido de tus hijos? ¿Soléis jugar a los coches? Si tienes coches de juguete en tu casa, ¡nos gustaría verlos! Hazles una foto y compártela con nosotros en el Facebook de Stoksdidactic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>