Todo lo que necesitas para jugar a los médicos

Médico entre madalenas¡Qué se le va a hacer! Hay niños a los que desde pequeños les hace ilusión convertirse en médicos. Es una profesión muy noble, así que nunca trates de desanimarles. Los médicos ayudan a salvar vidas y tienen que pasar muchos años de estudio y esfuerzo hasta poder convertirse en doctores. Si tu hijo o hija apunta maneras de pequeños jugando a los médicos, ya puedes transmitirle toda la ilusión del mundo, porque es un camino en el que le hará falta tu ayuda.

¿Y cómo se empieza a ser médico? Los niños los han visto cuando mamá, papá o los abuelos estaban en el hospital. O mejor que eso: han visto a los doctores por la tele en alguna serie o película. Y se les ha metido el gusanito de ser médicos. ¿Cómo empezar a jugar a los médicos entonces? Necesitas, sin duda, muchas dosis de creatividad, pero desde luego, lo que no puede faltar es el material.

Qué juguetes necesitas para jugar a ser médico

Entre los juguetes educativos, estos son de los más característicos resultan. Evidentemente, no son materiales de verdad, pero le dan una idea al pequeño o la pequeña de las que dispone el médico.

1. Una bata blanca. Sin un disfraz de médico, le será más difícil hacerse a la idea, aunque todo es posible. Yo te recomiendo que le compres un disfraz de médico que incluya una bata blanca, que luego también podrá usar en carnaval, en fiestas o en obras de teatro.

2. El estetoscopio. Es de los instrumentos más conocidos entre los doctores. Se lo ponen en el pecho al paciente y tratan de escuchar el latido de su corazón. Así, el niño aprenderá a emitir sus diagnósticos y proceder a la cura.

3. Una maleta de médico. Su hermanito pequeño puede hacer de enfermo y él o ella ir a atenderle con su maletín típico de médico. Luego, sólo es cuestión de dejarlo fluir. ¡Él está en su salsa!

4. Materiales de médico: bisturíes, tijeras, agujas (de juguete), mascarillas… que no falte de nada para que pueda operar a sus pacientes. De esta forma podrá estar entretenido en su consulta mientras atiende a sus pacientes, que le dirán aquello de “¿Qué me pasa, doctor?”, o, “ay, doctor, me duele aquí” y cosas por el estilo que seguro que han oído muchas veces.

Tener un futuro médico en la familia siempre tiene ventajas. Así que, ¡no te cortes! Anímalo a jugar a los médicos ahora que es pequeño, y probablemente en el futuro tendrás una persona con un coraje y una voluntad mucho más sólida de llegar a ser a aquel soñaron en un momento de su infancia.

(Photo by Clever Cupcakes – Flickr).

One response on “Todo lo que necesitas para jugar a los médicos

Responder a lucia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>