¿Qué son los juguetes didácticos?

juegos didácticosLejos de lo que a veces pueda pensarse, los niños llevan latentes en su cerebro muchas de sus pasiones y habilidades. Tenemos violinistas, científicos, gimnastas, cantantes, dibujantes y chicos y chicas muy inteligentes con un talento increíble para crear cosas nuevas.

Todos de pequeños hemos dicho alguna vez aquella frase de: “Cuando sea mayor quiero ser astronauta”. Otros cambian lo de astronauta por profesora, bombero, policía o ingeniero. Pero lo importante es que sueñan con hacer algo en la vida, aunque a veces no lo veamos.

El reto de padres y profesores es conseguir identificar esos talentos y ayudarles a desarrollarlos. Descubrir que los juegos no son simplemente “una historia divertida”, sino mucho más. Cuando un niño juega, está imaginando y construyendo su propio futuro.

Esto que parece lógico, muchas veces se nos olvida. Vemos las cosas desde nuestros ojos de gente adulta. Y no puede ser. Tenemos que ponernos en su lugar. Su mundo se compone de otros materiales. Es aquí donde cobra importancia el papel de los juguetes didácticos.

Juguetes didácticos; construyendo la educación de tus hijos

Muchas veces, los niños descubren lo que quieren ser de mayores a través de los juegos didácticos. ¿En qué consisten este tipo de juguetes? ¿En qué se diferencia un juguete didáctico de uno convencional? ¿Pero es que no todos los juguetes son educativos por definición?

No necesariamente. Los juegos didácticos son los que ayudan a los niños a aprender cosas útiles que les servirán el día de mañana. A reproducir cosas de la vida en el cuarto de juegos. Casi sin darse cuenta, están practicando para la vida mientras están jugando.

Por ejemplo:

  • Juegos que nos enseñan los misterios de la ciencia. Muchos doctores empezaron jugando a los médicos con su estetoscopio de juguete…
  • Juguetes de manualidades o de música, donde el niño tiene que tocar un instrumento (un pianito pequeño, una guitarra, etc.) o hacer alguna manualidad con escayola o plastilina.
  • Juegos para aprender los números o las letras. Esto es básico, porque aunque el día de mañana no vayan a escribir el Quijote, les va a servir para todo.
  • Juguetes para construir o edificar, como una carretilla, una pala, un camión excavadora…

Y así podríamos hablar de muchos otros que a veces nos pasan desapercibidos. Ignorándolo nosotros, pronto ellos mismos van descubriendo lo que quieren hacer en la vida. Pero ese descubrimiento empieza por las pequeñas cosas, los pequeños detalles… desde muy pequeños.

Ellos solos van mostrándonos lo que quieren. No tenemos nunca que obligarles. Así quizás sólo produzca el efecto contrario. Sólo tener los ojos abiertos para descubrir sus aficiones y jugar con ellos para que se diviertan más.

¿Juguetes didácticos para niños muy pequeños?

Los juguetes didácticos tampoco tienen por qué ser juegos para niños muy mayores. Los puede haber muy básicos, para chicos y chicas de 1-2 años, pero van dejando su mella y pronto los niños se encariñan.

Una actividad sencilla como montarse en el típico caballito de madera puede ayudar a que el niño o la niña se diviertan, troten, rían y descarguen sus energías en algo que les ayude a ser personas activas y con muchas ganas de moverse.

¿Estás descubriendo las aficiones y habilidades latentes de tus hijos? ¿Le has preguntado ya qué quiere ser de mayor? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>