El paso de bebé a niño: ¿cuándo se hacen mayores los bebés?

paso de bebé a niño pequeñoHay un momento en la vida de nuestros hijos en que dejan de ser bebés para convertirse en niños o niñas pequeños. Al principio puede ser difícil darse cuenta. Pero es importante que los padres lo sepan, ya que el trato no debe ser el mismo en todas las fases de su desarrollo, ni tampoco se les puede regalar las mismas cosas.

Poco a poco, los niños van creciendo y aprendiendo a hacer las cosas ellos solos. Pero, ay, ¿cuál es el momento en el que se produce la transformación? ¿hay un instante simbólico en el que se produce el paso de bebé a niño? Vamos a explicártelo de forma sencilla.

De bebé a niño pequeño; un paso de gigante

Saber cuándo es el momento en el que los bebés dejan de ser bebés para convertirse en niños es importante. Durante sus primeros meses de edad tenemos que prestarles mucha atención, interactuar, jugar con ellos enseñarles a moverse y a andar solitos para que vayan consiguiendo su propia autonomía.

¿Cuándo se produce exactamente el paso de bebé a niño?

No se puede fijar una cantidad de tiempo exacta, ya que hay niños que empiezan muy pronto, y otros tardan un poco más. Generalmente, decimos que se pasa de ser bebé a convertirse en un niño entre 1 y 3 años, como señalan en la Guía del Juguete. Durante este tiempo, ya se han producido algunos hechos trascendentes.

  • Han aprendido a andar: los niños suelen andar a los 9 meses, aunque algunos tarden algo más de tiempo.
  • Ya saben hablar: con 1 año ya saben imitar algunas palabras y cuando llegan a los 2 años son verdaderas máquinas.
  • Algunos empiezan a comer solos: de los 12 meses en adelante, ya empiezan a coger la cuchara y hacer alguna intentona de comer solitos.

¿Qué es lo que tienen que hacer los padres en estas circunstancias? Sin duda, su responsabilidad a esa edad es la de estimular su aprendizaje mediante juegos y juguetes relacionados con el lenguaje, el equilibrio y la autonomía, proporcionándole siempre juguetes para menores de 1 año.

Por ejemplo, antes de que cumpla el año, el sonajero, los ositos de gomaespuma y muñecos blanditos con mucho colorido son lo más apropiado para estimular su aprendizaje. Así pueden ir aprendiendo a mover los objetos y ser conscientes de sus formas.

Más tarde, cuando han dejado de ser bebés, ya se le pueden comprar juguetes que estimulen su aprendizaje: triciclos, arrastres, balancines, juguetes con sonido, cochecitos y otros juguetes por el estilo. Ten en cuenta, claro está, que algunos niños precoces sabrán hacer estas cosas apenas hayan llegado al año, aunque estas sean las cifras generales.

¿Ha llegado el momento para tu hijo de dejar de ser un bebé para convertirse en un niño? ¿Cuántos años tiene?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>