Consejos para animar a los niños a hacer deberes de vacaciones

juegos de vacaciones

La auténtica batalla cotidiana en que se transforma el momento de hacer las tareas escolares se traslada también cuando deben hacer deberes en vacaciones. Sin embargo, no todo está perdido ya que existen una serie de pautas o consejos que resultan útiles para incentivarlos a cumplir con sus deberes.

Es normal que los niños tengan una cierta resistencia a hacer los deberes de vacaciones, algo que muchas veces deriva en discusiones que perjudican tanto la vida familiar como el proceso educativo. Para evitarlo, es posible crear una rutina más favorable para el interés del niño y acompañar ese proceso generando una motivación extra acompañada de algún incentivo.

Los deberes de vacaciones sirven para que el niño no olvide el programa del curso escolar y a pesar de que muchos padres no están de acuerdo con este tipo de tareas, es necesario que ellos también vean el lado positivo en este tema. Se trata de tareas sencillas, incluyen todo el programa del curso pero en un formato lúdico y práctico para realizar durante las vacaciones.

Consejos para animar a los niños a hacer deberes de vacaciones

 

  • Tareas compatibles con el esparcimiento: Nada de tareas monótonas ni fuera de contexto, a través del juego es posible hacer los niños realicen los deberes de vacaciones con mayor gusto. Así, otras tareas como que el niño lea alguna historia interesante, hacer visitas a parques temáticos o ver una buena película, pueden transformarse en actividades educativas relacionadas con los deberes que el niño después necesita hacer o bien sirven para reforzar lenguas, matemáticas o habilidades en ciencias naturales y música.
  • Fijar un momento del día para hacer los deberes: Igual que el niño lo hace en su ida cotidiana, durante las vacaciones puede fijarse un momento del día para hacer los deberes de vacaciones. Pueden ser diferentes días de la semana y por la mañana antes de realizar otras actividades relacionadas con el ocio propio de las vacaciones.
  • Recurrir a métodos de estudio alternativos: Evitar recurrir a los mismos materiales y libros que se utilizan durante el curso, utilizando las posibilidades que ofrecen los juguetes educativos y las nuevas tecnologías. Dedicando también una hora del día para fomentar la lectura y después comentar lo leído o bien proponer al niño hacer un diario que incluya sus actividades durante las vacaciones incluyendo fotos y dibujos. Para repasar matemáticas el niño puede resolver situaciones de la ida diaria en las que deba utilizar lo aprendido con esta materia.
  • Actividades lúdicas y educativas: Dependiendo del tipo de deberes que el niño necesite hacer durante las vacaciones es posible implementar actividades lúdicas y educativas que sirvan para reforzar contenidos escolares pero también sean divertidos pasatiempos.

Así por ejemplo existen juegos de geografía con mapas interactivos o aquellos que están diseñados para aprender inglés durante el verano. También existen hoy apps para niños a través de los cuales pueden leer cuentos, colorear o dibujar y hasta juegos de inglés para el verano con práctica gramatical y ejercicios interactivos.

Tras una o dos semanas de descanso, los padres organizarán aquellas rutinas diarias que ayuden al niño a realizar los deberes de vacaciones a través de juegos, y actividades recreativas siempre en función de su edad y necesidades, repasando los conocimientos adquiridos durante el curso escolar. Una buena manera de disfrutar del ocio y el descanso durante el verano y hacer que la vuelta sea más sencillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>