Cómo jugar a los indios y vaqueros

indios y vaqueros

¡Los habrás visto montones de veces en las pelis del Oeste! Poderosos indios que dominan las praderas y aterran a las caravanas, pistoleros sin escrúpulos en busca de tesoros, el sheriff enfrentándose él solo a los ladrones y la caballería viniendo al rescate en el último momento. ¿Te apetece jugar a los indios y vaqueros con los niños?

Tú decides quién gana y quién pierde, tú te inventas la historia y haces lo que te apetezca con los muñecos de indios y vaqueros que tienes a tu disposición. Toda una oportunidad para sacar a relucir tu creatividad y pasarte un rato entretenido.

Indios y vaqueros: juguetes de toda la vida con los que no hace falta más

Lo más bonito de estos típicos muñecos de indios y vaqueros de plástico es que te puedes montar casi cualquier historia. Son pequeños y versátiles y lo mismo puedes jugar con ellos en un tablero que tú te montes, en el suelo, en el jardín o encima de la estantería.

La verdad es que no ocupan mucho espacio y puedes guardarlos donde quieras muy rápidamente, por lo que mamá no se enfadará. A pesar de su sencillez, su diseño es muy original porque tiene colores muy atractivos y las formas y poses que ponen los vaqueros y los indios son ideales para montar cualquier batallita.

En este set de indios y vaqueros vas a encontrar prácticamente de todo:

  • Una carreta como las de las antiguas caravanas
  • Una diligencia con sus caballos
  • Un carro en el que bien podría haber explosivos o un tesoro
  • Los típicos cactus para hacer ambiente
  • Las típicas vallas para guardar a los caballos
  • Una canoa
  • Guerreros indios con sus plumas, arcos, flechas, hachas y más
  • Vaqueros con sus rifles y pistolas en sus diferentes poses

En definitiva, que lo tienes prácticamente todo para montarte tu propio “western” en casa.

Y ahora déjanos que te demos una recomendación sobre este tipo de muñecos. Cuanto más sets de indios y vaqueros acumules, mucho mejor, porque podrás montarte historias mucho más divertidas y aventuras más complicadas, de modo que en ningún momento te faltarán personajes para jugar.

Como este tipo de juegos son baratos, te lo vas a pasar en grande y sin gastar mucho dinero. De pequeños hemos jugado muchas veces con indios y vaqueros y puede llegar a ser muy entretenido porque sólo hace falta dejar volar la imaginación y recordar lo que hemos visto en las películas.

¿Te apetece una de indios y vaqueros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>