¿Cómo aprender las tablas de multiplicar jugando?

tabla de multiplicarLas tablas de multiplicar siempre han sido un reto para los más pequeños. Seguro que al lector le viene la imagen a la cabeza de una madre acompañando a sus hijos al colegio y cantando por el camino: “Nueve por una es nueve, nueve por dos dieciocho, nueve por tres…” ¿Eh? ¿Cuántas son nueve por tres?

Lo que empieza siendo un juego de canciones, puede acabar convirtiéndose en un martirio si el chico le da más a la videoconsola que a memorizar las tablas. Y esto es importante que lo sepa, porque lo va a necesitar durante toda la vida. ¿Cómo podemos aprender las tablas de multiplicar con nuestros hijos entonces? Aquí van algunas ideas.

Trucos para aprender las tablas de multiplicar jugando

Hay muchas maneras de aprenderse las tablas, y como siempre decimos, lo mejor es no circunscribirse a una solo. Si un método no funciona, hay que probar con otro. Decía Einstein que no podemos esperar resultados distintos si siempre hacemos las mismas cosas. Así que puedes probar con estos juegos:

1. El juego de las ranas. Para cuando el niño esté muy enganchado con el ordenador, podemos enseñarles a través de lo digital. En la web del Gobierno de Canarias han puesto un juego muy divertido en el que el niño o la niña tendrá que relacionar los dibujos de una rana con el resultado correcto.

2. Los cilindros de Legler. Si lo que queremos es que nuestros hijos tengan algo con lo que entretenerse, incluso cuando no esté encendido el ordenador, pueden aprovechar este pequeño juguete para aprender las tablas de multiplicar. Es muy simple, porque por delante aparece la pregunta (2×1, 2×2, tabla del 2, tabla del 3…), y si movemos el cilindro, sale la respuesta.

3. Tablas de multiplicar de Diset. Parecido al anterior, pero con viñetas. El aprendiz tendrá que ir colocando las fichas con la solución encima de las viñetas, y si se equivoca, puede fácilmente comprobarlo si observa que los dibujos no coinciden.  Con este juego se pueden aprender las tablas de manera muy entretenida.

4. Aprender las tablas cantando. Si tu hijo es de los que le gusta cantar, en Youtube hay vídeos en los que puedes variar un poco la típica cancioncilla de “2×2 cuatro”. Lo bueno de las canciones es que se le meterán en la cabeza y son fáciles de memorizar. Como los juegos anteriores son más bien para “preguntar las tablas”, es recomendable que uséis los vídeos primero antes de evaluarlo. Ponlos varias veces y prueba a que te las diga a ti primero.

Recuerda que es muy importante que los niños consoliden lo aprendido. Lo que no se practica, ay, se olvida. ¿Qué otros métodos recomiendas para aprenderse las tablas y poder practicarlas? ¡Deja tu idea en los comentarios! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>