5 claves para que los niños no se aburran jugando

Muñecos de pelucheAunque te pueda parecer increíble, sí, ¡hay quien se aburre jugando! En ocasiones, el juego se convierte en una rutina o una forma de pasar el rato. Suele pasar cuando el niño empieza a experimentar cierta madurez, en el paso de la niñez a la adolescencia; en esto no debemos sorprendernos, ya que es completamente normal. El problema es cuando se aburre con sus propios juguetes cuando se supone que debería estar riendo y pasándoselo bien.

¿Qué hacemos para que los niños jueguen y, además, se diviertan? ¿Cómo hacer que no se cansen tan rápidamente de los juguetes que tienen? Como comprobarás, esto no solamente tiene que ver con qué juguetes juegan, sino con dónde, cómo y con quién juegan, es decir, mucha psicología. Veamos algunas claves para que los niños se diviertan jugando.

Qué hacer para que los niños no se aburran al jugar

Dirán algunos que sus hijos no se aburren nunca, que siempre se lo pasan bien. ¡Enhorabuena! Pero no siempre ese es el caso, y a veces, para darnos cuenta de que están aburridos, tenemos que echar un ojo en su habitación mientras están jugando y tratar de percibir cuál es el origen del problema. Veamos algunas posibles ideas para hacer que se divierta.

1. Renueva sus juguetes de vez en cuando. No pueden ser siempre los mismos. La edad va cambiando poco a poco y los juguetes del año pasado y del anterior puede que ya no le diviertan tanto.

2. Que sus juguetes sean acordes a su carácter. Si es muy nervioso y le gustan los juegos de acción, de carreras, de deportes, de movimiento, ¡muy probablemente no se va a diviertir jugando a las cartas, o con juegos de mesa!

3. Juega con él de vez en cuando. Los papás deben jugar a veces con los hijos para que estos se lo pasen mejor, y vean que jugar es divertido. Luego, además, como les aportamos nuestra experiencia en el juego, cuando jueguen solos se lo pasarán mucho mejor y luego querrán contarnos lo que han hecho.

4. La risa es importante. Haz todo lo posible para que, mientras jugáis, él se ría y se lo pase bomba. Cuando los niños ríen, significa que están disfrutando y se lo están pasando bien.

5. No le obligues a jugar a lo que no quiere.
Hay juegos educativos que también son prácticos y divertidos. Pero a veces tenemos un concepto equivocado: que sólo los juegos de mesa o los juegos de pensar son educativos, mientras que jugar con un coche teledirigido no lo es. Tenemos que ayudarles a desarrollar todas sus facetas: la mente, la agilidad, los reflejos, los músculos, etc.

Espero que si tu hijo o tu hija está aburrido puedas ayudarle a divertirse con sus juguetes. No dejes que vaya del aburrimiento al vicio de pasarse todo el día viendo la televisión, o cosas por el estilo, ya que no es bueno para él. De todos modos, ten en cuenta que conforme avance su edad, cada vez querrá distintos tipos de juguetes, y los de antes ya no le gustarán tanto.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>